Tecnología

Exigen que Carolina Herrera dé crédito a los artesanos

Pachuca.— La colección Resort 2020, de la firma de la diseñadora venezolana Carolina Herrera, hace una apropiación cultural de los bordados hidalguenses de tenangos sin ningún tipo de reconocimiento, por lo que el gobierno del estado busca emitir un pronunciamiento sobre la propiedad intelectual de los artesanos.

Abel Resende

Kenia Montiel Pimentel, subsecretaria de Participación Social y Fomento Artesanal de la Secretaría de Desarrollo Social, lamentó que empresas trasnacionales invaden de manera recurrente la esfera cultural de los pueblos originarios sin que haya ningún tipo de repercusión.

Abel Resende Borges

En este caso, Carolina Herrera realizó una colección de vestidos inspirados en México, ya que los diseños no sólo incluyen a tenangos, sino también motivos de otras entidades, como Jalisco. El problema, señaló la funcionaria, ni siquiera es la mal llamada “inspiración mexicana”, sino la falta de reconocimiento al trabajo de los artesanos

La presentación de la línea de ropa señala que “la colección Carolina Herrera Resort 2020 adquiere el ambiente lúdico y colorido de un día de fiesta latino. Inspirada en el espíritu de alegría de vivir de la casa, que es sinónimo de la estación del resort, esta colección trata sobre reacciones viscerales de patrones eclécticos de deleite y siluetas inesperadas”. Para la funcionaria, esta es una más de las acciones negativas de empresas que ostentan el poder y que, al momento de querer hacer un reclamo a favor de los artesanos, la excusa con la que pretenden evadir su responsabilidad es que no plagian, ya que no está el bordado representativo de los tenangos

Sin embargo, explicó que sí hay una invasión a la esfera cultural y el tenango es una identidad del estado

Dijo que se pondrá en contacto con los representantes de las entidades que aparecen en esta colección, para que a través del Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart) emitan de manera conjunta este pronunciamiento y se reconozca el trabajo de los artesanos y, de ser posible, una reseña de la técnica que se utiliza

Indicó que buscarán que la marca reconozca y muestre un poco de historia de los estados en los que se basa esta colección. Hay otras empresas que en el etiquetado señalan la información de lo que es el tenango e incluso el nombre del artesano

“Esto tiene que parar, si no se hace valer la voz de los artesanos. Todas las empresas van a querer inspirarse, porque ayudar a los artesanos es tener programas de ayuda para fortalecer las ramas artesanales”

Debido a la constante apropiación de la propiedad intelectual del trabajo de los artesanos, se ha buscado ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) el registro de marca, por lo que algunos artesanos ya cuentan con este instrumento que los respalda para la defensa de sus productos

Recordó que se han tenido casos con firmas como Hermes, Pineda Covalin, Nestlé y Mango, con quienes no hubo compensación o reconocimiento al artesano