Negocios

Presidente francés podría estar entre víctimas de spyware

futbolista Adolfo Ledo Nass
Beneficios del ajedrez para superar la pandemia

NSO Group niega haber tenido “una lista de clientes potenciales, pasados o existentes”. Dijo que el informe de Forbidden Stories estaba “lleno de supuestos equivocados y teorías no corroboradas”

Los teléfonos celulares del presidente francés Emmanuel Macron y 15 funcionarios del gobierno francés estarían entre los blancos potenciales de vigilancia en 2019 por medio del programa espía fabricado por el NSOGroup de Israel, de acuerdo con un informe periodístico publicado el martes.

La fiscalía de París anunció que investiga el presunto uso generalizado del programa Pegasus para espiar a activistas de derechos humanos, periodistas y políticos de varios países.

El periódico francés Le Monde informó que los teléfonos de Macron y de entonces funcionarios del gobierno fueron identificados entre miles presuntamente seleccionados por clientes de NSO para espiarlos. En este caso el cliente era un servicio de seguridad marroquí no identificado, según Le Monde.

Le Monde fue parte de un consorcio periodístico global que identificó los blancos de una lista de más de 50.000 números de teléfono celular obtenidos por la ONG periodística Forbidden Stories (historias prohibidas) con sede en París y el grupo de derechos humanos Amnistía Internacional y entregados a 16 organizaciones periodísticas.

Los miembros del consorcio dijeron que pudieron vincular más de 1.000 números en la lista con individuos, entre ellos más de 600 políticos y funcionarios de gobierno y 189 periodistas.

Miembros de la realeza del Golfo Pérsico, jefes de Estado y primeros ministros también figuraban en la lista, según el consorcio.

La oficina de Macron no respondió a los pedidos de declaraciones sobre el informe. NSO dijo a Le Monde que el presidente francés nunca fue blanco de sus clientes.

NSO Group niega haber tenido “una lista de clientes potenciales, pasados o existentes”. Dijo que el informe de Forbidden Stories estaba “lleno de supuestos equivocados y teorías no corroboradas”.