Uncategorized

Ahora sí, bloquearé a quienes me envíen fake news

Es más, en ninguna de las ocho páginas del Granma de ese día se menciona a nuestro país. Tampoco encontré algo sobre el tema al buscar vía GoogleXiuhocatl AND Cuba AND Granma

Como cualquiera que constantemente usa alguna o varias redes sociales, soy bombardeado por mensajes directos, retuits y reenvíos que me mandan personas que, sin pensarlo dos veces, creen o sienten que me están proporcionando información que me será útil o que difundiré a través de mis redes, en esta columna o mis programas de radio y TV.

Videos y audios de origen conocido y desconocido, memes, notas provenientes de periódicos de verdad y de mentiras, textos de autores anónimos o de quienes se esconden detrás una falsa identidad llegan a mi celular o computadora vía WhatsApp, Facebook y YouTube. ¡Hasta los buzones de mis correos electrónicos reciben un exceso de información no solicitada y menos deseada!

Por ejemplo, ayer recibí vía WhatsApp una imagen en PDF que muestra una supuesta página del sitio web de Granma, órgano del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, del 12 de julio pasado. En la imagen aparece una fotografía del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, bajo un encabezado que dice: “Gobierno de Cuba recibe apoyo militar proveniente del pueblo hermano de México”.

Debajo de la foto se lee: “Díaz Canel, presidente de Cuba. Agradece a AMLO el envío de 25,000 fusiles Xiuhocatl y 20 millones de cartuchos a Cuba. El presidente cubano dice que ‘les darán el mejor uso’”.

Quien me la envió me preguntó si era cierto lo que ahí se leía y como respuesta le pregunté si él lo creía. Me contestó: “Yo no dudo”. Le sugerí que lo investigara y le mandé la primera plana de Granma del 12 de julio en donde no se menciona alguna ayuda militar de México para Cuba.

Es más, en ninguna de las ocho páginas del Granma de ese día se menciona a nuestro país. Tampoco encontré algo sobre el tema al buscar vía GoogleXiuhocatl AND Cuba AND Granma“.

Es evidente que la supuesta página de Internet es falsa. Un indicio: en Granma el apellido del presidente cubano siempre se escribe Díaz-Canel, con guion intermedio, y no como aparece debajo de la foto, sin dicho signo ortográfico.

El de ayer es sólo un ejemplo de lo que recibo varias veces durante un día común y corriente.

Lo que sucede en la mayoría de los casos es que cuando alguien encuentra algo que le gusta en las redes sociales o el Internet, lo envía automáticamente a otros y rara vez se detiene a pensar que no debe compartir noticias o cualquier información no verificada; no pide que se le proporcionen las fuentes de la información ni las pruebas que sustenten lo que envía; y peor aún, olvida que las redes sociales y el Internet pueden y son manipuladas por individuos y organizaciones que por diversas razones buscan debilitar o fortalecer a los gobiernos en turno o a sus adversarios.

La falsa noticia que se difundió a través de una plana inventada de Granma sólo buscaba convencer a los ingenuos o desinformados de que el presidente Andrés Manuel López Obrador es un comunista encubierto, lo cual dudo mucho que lo sea siendo el nacionalista que es. Un ejemplo más de la guerra sucia de desinformación que se libra en todo el mundo a través de las redes sociales entre fuerzas opuestas.

Ya me cansé de recibir tanta basura y fake news por las redes sociales. Ahora sí, bloquearé a quienes me la envíen. Si por eso se ofenden, no lo sentiré en lo más mínimo.

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Archivado en:

fake news Redes Sociales AMLO crisis económica corrupción en México corrupción de funcionarios Eduardo Ruiz-Healy Periodista y productor

Columna invitada Opinador, columnista, conferencista, media trainer, 35 años de experiencia en medios de comunicación, microempresario.

Lee más de este autor Ahora sí, bloquearé a quienes me envíen fake news

Ante el agravamiento de la pandemia debe posponerse el regreso a clases

Pegasus podría seguir espiándonos

¿Tiene solución la pobreza? ¿Están dispuestos a esperar más tiempo los pobres?

Para entender nuestro tiempo, leer a Sagan